Suscríbete
Suscríbete

La Cocina Japonesa

14/01/2022
La cocina japonesa, Talent Class desvela todos sus secretos

La cocina japonesa es un tipo de cocina con muchos admiradores alrededor de todo el mundo. Sus diversos ingredientes, y la complejidad de la elaboración de los platos, han hecho de la cocina japonesa una completa celebridad entre los amantes de la comida oriental. Una de las características principales de estas comidas es la creatividad, desde el significado de los nombres hasta la combinación de texturas y sabores dan forma a la experiencia completa que te aporta este tipo de cocina. 

Algunos de los platos más famosos, y que sin duda alguna conocerás, son el sushi, el carmen, la soba, el udon, el takoyaki o el onigiri. Platos que hay que probar al menos una vez en la vida, para entender el fanatismo y el amor que mucha gente siente hacia este tipo de elaboraciones.

Además, no tendremos que cuidar las formas, ya que para las culturas orientales hacer ruido al comer era tradicionalmente sinónimo de disfrute, y por ende, un signo de buena educación.

En este post, te queremos explicar las principales características de la cocina japonesa, desde sus orígenes hasta sus beneficios principales. 

¡Vamos allá!

 

El origen de la cocina japonesa


Se especula que la cocina japonesa nació en la Edad Antigua y se vio profundamente influenciada por las costumbres de la China imperial. De hecho, es precisamente de esta cultura desde donde se obtuvo la tradición de utilizar palillos para comer, y la salsa de soja que es un must have en cualquier plato de este estilo.

Según los expertos, los japoneses de aquella época se alimentaban principalmente a base de verduras hervidas y fermentadas, pescado y brotes de soja. No consumían carne, pero todo tiene un porqué. Su religión, el budismo, impedía a los nipones integrar la carne en sus dietas, ya que muchos animales se consideran sagrados. Además, con la aparición del budismo Zen, se impuso una estricta cocina vegetariana.

 

 

Es por esto por lo que, durante muchos siglos, los japoneses no acostumbraban a consumir carne en sus dietas. Sin embargo, en 1520, debido a la influencia de los portugueses, en Japón se comenzaron a incorporar platos elaborados con carne de cerdo o pollo, así como gritos y buñuelos, que dieron curiosamente origen a la tempura.

Aun así, no fue hasta mediados del siglo XIX cuando la cocina japonesa se abrió del todo a la influencia de los fogones occidentales (sobre todo a la cocina francesa), y se empezaron a aplicar diferentes técnicas e ingredientes que originalmente no utilizaban. Sin embargo, este tipo de gastronomía es única y muy saludable, es por esto que despierta tantas pasiones de manera generalizada.

 

Los beneficios de la cocina japonesa


A día de hoy, tras una larga evolución, la cocina japonesa, junto con la dieta mediterránea, se presenta como una de las más saludables del mundo. Esto influye directamente en la tasa de obesidad de Japón, que es de hecho la más baja a nivel mundial, y sus ciudadanos forman parte de los grupos más longevos del mundo. Se ha especulado mucho sobre estas cuestiones, ¿acaso no será su dieta la responsable de esta realidad?

Para más inri, este tipo de alimentación, es decir, la sana y equilibrada dieta de los japoneses, que incluye como base sobre todo arroz, pescado, algas, verduras y derivados de la soja, aporta múltiples beneficios a la salud. Este tipo de cocina aporta grasas insaturadas y fitoesteroles que protegen al corazón y los vasos sanguíneos de nuestro organismo.

Esto creo que nos lanza un claro mensaje: la cocina japonesa puede ser, sin duda alguna, una guía para nosotros. Nos ofrece la oportunidad de tener una dieta sana mientras disfrutamos de elaboraciones complejas y deliciosas. 

En primer lugar, la forma de acercar nuestra dieta un poco más a la japonesa y ganar en salud sería empezar por consumir más pescado, verduras, arroz y productos de origen vegetal como el tofu u otros alimentos a base de soja.

Si quieres adentrarte más en este universo de sabores y texturas, no te puedes perder otros post de Talent Class, donde hablamos sobre cuestiones relacionadas con la cocina japonesa, y además ofrecemos recetas de platos sencillos que se pueden elaborar de manera fácil desde casa. ¿A qué esperas?

 

¡Te estamos esperando!