Empezar
Empezar Ahora

Clase Gratis por tiempo limitado

Entrar

Procesos Creativos en la Cocina • Talent Class

10/03/2022
 

María José Martínez, copropietaria del restaurante Lienzo y chef, nos ha ofrecido esta semana una charla sobre la importancia de los procesos creativos en la cocina. Los que ya nos seguís desde hace tiempo estaréis cansados de escucharnos hablar sobre lo esencial que puede resultar el aplicar innovación y originalidad en nuestros platos, pero realmente creemos que cocinar es arriesgar. Tenemos que tener la capacidad de salir de nuestra zona de confort para experimentar con sabores y texturas, ya que así podemos conseguir elaboraciones extraordinarias. 

En esta charla María José nos habla sobre su experiencia dentro del amplio mundo de la creatividad gastronómica. Os recomendamos que prestéis atención, ya que a pesar de que no os consideréis personas particularmente originales y con muchas ideas revolucionarias, debéis saber que la creatividad se puede trabajar y perfeccionar como cualquier otra característica. 

 

¡Vamos allá!

 

La importancia de los procesos creativos en la cocina


 En primer lugar, no podemos olvidar que los procesos creativos en la cocina son muy importantes, porque nos hacen salir de las zonas de comodidad en la que a menudo nos quedamos atascados, y son el pistoletazo de salida hacia creaciones mucho más exitosas y deliciosas.

 Es cierto que puede dar un poco de vértigo salirse de los esquemas establecidos, pero poco a poco podemos ir adquiriendo más confianza en nosotros mismos y en nuestra intuición gastronómica.

Sin embargo, esto todo es posible si basamos dichos procesos creativos en la cocina, en técnicas culinarias y conocimientos generales que ya conocemos con anterioridad. Se deben tener conocimientos sobre los productos, para poder desarrollar lo que quieras.

Este es un error que se suele cometer con mucha frecuencia, y es que los procesos creativos siempre deben tener una base de tradicionalidad en las técnicas y conocimientos de los ingredientes.

La chef afirma con contundencia que el talento es el saber. Para ella, la cocina es trabajar duro y conocer a fondo el producto. De esta manera se crea ese ambiente tan propenso a crear y a experimentar. Para poder crear, tienes que tener conocimiento sobre lo que hacer; a parte de los conocimientos que puedas llegar a tener, disponer de un paladar trabajado o una memoria gustativa también pueden ser características que te hagan querer experimentar con procesos creativos en la cocina.

 

Procesos creativos para rehacer recetas tradicionales


Al margen de lo que se puede llegar a pensar, los procesos creativos y la cocina tradicional no son dos conceptos contrapuestos. Podemos aplicar innovación a platos tradicionales sin que pierdan dicha esencia que los caracteriza, esto lo podemos ver claramente reflejado en cualquiera de las elaboraciones de cocina de vanguardia. 

Si os interesa este tipo de cocina y técnicas, podéis asistir al curso de Albert Adrià sobre cocina de vanguardia, donde las recetas que elabora están basadas en este tipo de cocina. Quién mejor para hablaros de esto que precisamente alguien que trabajó en el prestigioso restaurante El Bulli, considerado uno de los establecimientos que impulsó la cocina de vanguardia y el lugar que vio nacer la cocina molecular, y que además es un Adrià.

 

A la hora de crear una receta, María José se suele inspirar principalmente en el producto. A la hora de llevar a cabo sus procesos creativos en la cocina, intenta trabajar con platos que son tradicionales pero que se han ido dejando atrás y que la gente ha ido olvidando. Esto puede ser una fuente de inspiración si estáis pasando por un bloqueo creativo.

La chef, como ejemplo de esto, utiliza el lenguado, un producto tradicional que no se consume mucho en España, pero que se pesca en grandes cantidades a diario. Lo cierto es que la creatividad puede nacer de la cocina tradicional en el momento en el que nos entra la curiosidad de innovar en estos platos típicos sin que pierdan su verdadera esencia.

 

Y esto ha sido todo por hoy, esperamos que esta charla y este post os hayan ayudado a tener más claro lo que significan los procesos creativos en la cocina. Os animamos, como siempre, a experimentar en la cocina y a innovar en vuestras elaboraciones (por supuesto, basando todos estos procesos en los conocimientos previos que podáis tener, no se debe innovar por innovar sin tener ningunas bases). Recordad que cocinar es arriesgado.

 

¡Nos vemos en las cocinas!