Rellena este formulario y accede a la información que necesitas

Stresslaxing: Cuando hasta Relajarte te Causa Estrés - Talent Class

06/09/2023
Stresslaxing: Cuando hasta Relajarte te Causa Estrés

Vivimos en una sociedad en la que el estrés se ha vuelto tan común que incluso relajarnos puede parecer una tarea estresante. ¿Te suena familiar la sensación de culpa por tomarte un tiempo para descansar o el impulso de revisar tus correos electrónicos en el fin de semana para adelantarte a la semana laboral? Si es así, estás experimentando lo que algunos llaman "stresslaxing", una paradoja moderna que merece nuestra atención.

 

El Dilema del Stresslaxing

En teoría, relajarnos debería ser algo sencillo y placentero. Sin embargo, en la era digital y de alta productividad en la que vivimos, la noción de tomar un descanso puede estar acompañada de sentimientos de culpa y estrés. Aquí hay algunas razones por las que esto sucede:

  1. La Cultura de la Productividad: Estamos rodeados de mensajes que promueven la productividad constante. Esto puede llevarnos a sentirnos culpables por tomarnos un tiempo para nosotros mismos, como si estuviéramos desperdiciando el tiempo en lugar de recargar nuestras energías.
  2. La Conexión Permanente: Los dispositivos electrónicos nos mantienen conectados constantemente al trabajo y las responsabilidades. La línea entre la vida personal y profesional se ha vuelto borrosa, lo que puede generar ansiedad incluso cuando estamos fuera del horario laboral.
  3. Expectativas Personales: A menudo, somos nuestros críticos más duros. Las altas expectativas que nos imponemos pueden hacer que sintamos que nunca estamos haciendo lo suficiente, incluso cuando estamos descansando. 

 

Cómo Afrontar el Stresslaxing

A pesar de estos desafíos, es fundamental encontrar un equilibrio y superar el stresslaxing. Aquí hay algunas estrategias que pueden ayudarte:

  1. Establece Límites: Define límites claros entre el trabajo y la vida personal. Apaga el correo electrónico fuera del horario laboral y respeta tus momentos de descanso.
  2. Practica el Autocuidado: Entiende que cuidarte a ti mismo no es un lujo, sino una necesidad. Dedica tiempo regularmente para actividades que te relajen y te hagan sentir bien.
  3. Cambia tu Perspectiva: En lugar de ver el descanso como una pérdida de tiempo, reconoce su importancia para tu salud y rendimiento a largo plazo.
  4. Habla con un Profesional: Si sientes que el stresslaxing está afectando seriamente tu bienestar, considera buscar la ayuda de un profesional de la salud mental.

En resumen, el stresslaxing es una realidad en la vida moderna, pero no tiene por qué dominarnos. Aprender a relajarse sin sentir culpa es esencial para nuestra salud mental y emocional. Al establecer límites, practicar el autocuidado y cambiar nuestra perspectiva, podemos disfrutar de momentos de relajación sin el estrés adicional. ¡Recuerda que tu bienestar es primordial!