Empezar
Empezar Ahora

Clase Gratis por tiempo limitado

Entrar

Cómo Hacer Patatas Suflé • Talent Class

09/03/2022
 

La patata suflé o soufflé son patatas infladas que, la verdad, están muy ricas al comerlas debido a su textura tan crujiente, pero no solo esto, destacan principalmente porque resultan agradables a la vista y ayudan mucho a decorar el plato.

Este tipo de elaboración de las patatas surgió en la cocina francesa del siglo XIX y hoy en día siguen siendo uno de los platos más exquisitos y refinados dentro de la carta de muchos de los mejores restaurantes en España.

Es una manera diferente de cocinar las patatas, normalmente los platos se acompañan de guarniciones de patatas fritas, cocidas, a lo pobre…etc La patata suflé parece a primera vista un plato muy complejo de elaborar, pero siguiendo bien los siguientes consejos y pasos para triunfar en la elaboración de la técnica no será tan complicado como parece.

Consejos para preparar patatas suflé

  1. Es importante elegir las patatas más viejas ya que tendrán menos agua, se freirán mejor y el resultado será más crujiente
  2. Cortar las patatas con una mandolina para que el corte sea perfecto y se mantenga el grosor
  3. Utilizar aceite de oliva para la fritura es la mejor opción, ya que conserva sus propiedades a altas temperaturas
  4. Es importante secar bien nuestras patatas antes de freírlas ya que así se freirán mejor
  5. Las patatas suflé pueden tomarse frías o calientes. Si queremos consumirlas calientes debemos hacerlas justo antes de servir, mientras que si las queremos tomar frías para un aperitivo, por ejemplo, debemos dejarlas reposar sobre un papel absorbente.

Cómo hacer patata suflé paso a paso

Para hacer patatas suflé utilizaremos patatas viejas que tendremos que tener conservadas a temperatura ambiente. Una vez hayamos limpiado nuestras patatas cogemos una patata, la pelamos y la hacemos cuadrada cortando sus partes exteriores redondeadas, formando de este modo un prisma con forma de rectángulo. Podemos utilizar el resto que nos sobra para hacer otros platos como tortilla de patatas o de acompañamiento para otros platos futuros. Pero para preparar nuestras patatas suflé no necesitaremos esas partes.

Patata suflé: Importancia del corte

El siguiente paso es cortar porciones a lo largo de nuestro rectángulo para obtener unas láminas de pocos milímetros, unos dos o tres milímetros sería lo ideal. Posteriormente debemos cortar estas láminas en dos y así obtendremos unos cuadrados que posteriormente se convertirán en nuestras patatas suflé.

Patata suflé: Importancia del secado

Por último debemos secar muy bien cada uno de los rectángulos de patata que hemos cortado ya que de este modo eliminaremos el almidón que pueda haberse escapado con los cortes. Es por este motivo que es muy importante realizar cortes limpios al ir cortando nuestra patata en rectángulos.

Patata suflé: fritura

Mientras se secan nuestros rectángulos de patata suflé, podemos colocar dos sartenes en el fuego, una que esté a fuego medio y la otra que esté a fuego vivo. Colocamos bastante aceite de oliva en una de las sartenes y freímos las patatas a fuego lento.

Debemos dejarlas en el fuego haciéndose hasta que veamos que nuestras patatas están ya doradas y freídas, no debemos olvidarnos de ir dándoles vueltas ocasionalmente para que se frían bien por ambos lados. Una vez estén listas las vamos sacando poco a poco de esta sartén y las colocamos poco a poco en la sartén a fuego vivo. Antes de esto debemos comprobar que el aceite de la segunda sartén está ya muy caliente. En pocos segundos veremos como si por arte de magia se tratase, nuestros rectángulos de patata se irán inflando, formándose una especie de almohadas pequeñitas con aire en su interior.

Finalmente las colocaremos con cuidado en un plato sobre una servilleta de papel para que absorba el exceso de aceite y ya podríamos disfrutar de nuestras patatas suflé.

Cómo hacer patatas suflé rellenas

Si queremos que nuestras patatas suflé vayan acompañadas de una salsa de una manera diferente, una muy buena opción sería añadirles un relleno a su interior. Una vez tengamos nuestras patatas sufladas, con ayuda de una jeringuilla introduciremos la salsa que queramos en su interior. Lo más preferible es que la jeringuilla la introduzcamos por una esquina de nuestra patata suflé y procurando que el agujero sea lo más pequeño posible.

Con qué acompañar nuestras patatas suflé

Nuestras patatas suflé pueden tomarse solas o acompañadas pero normalmente suelen ser un complemento que además adorna el plato. Platos como pescados, carnes o incluso salsas son perfectos para acompañar nuestras patatas suflé.

Accede al vídeo para ver a nuestro chef Aurelio Morales preparar unas patatas suflé perfectas paso a paso, ¡no te pierdas ningún detalle!

¡Hasta la próxima!