Empezar
Empezar Ahora

Clase Gratis por tiempo limitado

Entrar

Cómo Hacer Pisto • Talent Class

23/02/2022
 

El pisto de verduras es un básico en la cocina. Es un plato que se prepara con una combinación de verduras, al alcance de cualquier persona, incluso para aquellos que no les apetece mucho cocinar o son nuevos en las cocinas. El pisto de verduras admite muchas variantes diferentes, dependiendo de los gustos personales, de las verduras de temporada o incluso de lo que tengamos disponible en la nevera.

Tipos de pisto de verduras

El pisto de verduras es muy exquisito y nutritivo ya que consiste en una mezcla muy variada de verduras y que nos aporta muchos nutrientes. Los ingredientes básicos del pisto de verduras suelen ser cebolla, tomate, aceite y sal pero luego se puede añadir pimiento, calabacín, berenjenas o incluso calabaza. Todos los ingredientes del pisto de verduras dependerán, como hemos indicado antes, del gusto de cada persona.

Siempre que hablamos de comidas típicas, regionales o tradicionales los ingredientes varían según el estilo de cada zona en la que el plato sea típico, en este caso el pisto de verduras.

Pisto de verduras: Alboronía

Este tipo de pisto andaluz tiene origen árabe, y es considerado como el padre de todos los pistos. La receta casera de este tipo de pisto de verduras es la siguiente.

Pelamos la berenjena y la calabaza, las troceamos y las hervimos durante unos 10 o 15 minutos hasta que estén blandas y las reservamos. Mientras tanto cortamos el calabacín y picamos cebolla y tres dientes de ajo. Sofreímos todo en una cazuela hasta que la cebolla esté pochada. A continuación debemos añadir una cucharada de pimentón dulce, vinagre y pimienta. Debemos mezclar todos los ingredientes en la cazuela apartada del fuego y después devolverlo añadiendo tomate pelado, despepitado y troceado. Dejamos todo rehogar 5 minutos y añadimos la berenjena, la calabaza y la sal. Tapamos la cazuela donde tendríamos ya todos los ingredientes de nuestro pisto de verduras y lo dejamos a fuego lento hasta que todos los ingredientes estén a punto de cocción Finalmente podemos probarlo y añadir sal o no y ya estaría listo.

Pisto de verduras: pisto manchego

Este pisto es típico de la región de Castilla La Mancha. Este pisto no solo lleva verduras sino que también se le añade un huevo frito. La receta es muy sencilla.

Colocamos una sartén con aceite de oliva virgen extra y le añadimos magro de cerdo, sazonamos y dejamos que se cocine bien hasta que esté al punto. Agregamos pimiento verde troceado y removemos. Añadimos tomate natural triturado y cocinamos hasta que esté frito. Comprobamos la cantidad de sal y finalmente freímos un huevo y lo colocamos encima.

Pisto de verduras: Tumbet mallorquín

Este tipo de pisto de verduras es considerado muy parecido al famoso plato del ratatouille. Los ingredientes que se utilizan principalmente para este tipo de pisto con las berenjenas, patatas fritas en una sartén, calabacines, pimientos y finalmente cuando hayamos mezclado todos estos ingredientes añadimos tomate triturado y un par de hojas de laurel y finalmente dejamos que se haga a fuego lento y añadimos la sal al gusto.

Pisto de verduras: Samfaina

Este plato de pisto de verduras es típico de Valencia y la receta se basa en añadir cebolla, pimiento verde y rojo, berenjena y calabacín. Finalmente cuando sazonemos y dejemos que reduzca estará listo.

Pisto de verduras gallego

El pisto típico de la gastronomía gallega es muy similar al resto de pistos de verduras solo que este añade un huevo frito al igual que el pisto de verduras manchego, pero además lleva jamón. Los pasos a seguir serían, añadir a la cazuela pimiento verde, patata y calabacín. A continuación debemos de añadir a una sartén un poco de jamón salteado y cuando esté listo la patata esté ya blanda  lo añadimos a la mezcla de verduras. Finalmente removemos todo bien y el último paso sería añadir los huevos batidos para que se cuajen con el pisto y se pochen bien con el tomate.

Pisto a la bilbanía

El último pisto del que vamos a hablar es el pisto a la bilbanía. Este pisto añade a la base de verduras: calabacín, huevos y pan, pero también se le puede echar jamón.

Como podemos ver, a pesar de que todos los pistos pueden ser diferentes entre ellos por añadir o quitar algunos ingredientes, todos tienen en común una base muy variada de verduras. Además de ser un plato muy nutritivo y saludable aporta una gran cantidad de antioxidantes. Es un plato muy sencillo de realizar y muy económico, además, podemos agregar más o menos ingredientes según nuestras preferencias y gustos. El pisto de verduras puede ir acompañado de huevo o jamón como hemos visto en los distintos tipos pero también puede acompañar otros platos como quinoa, carnes o pescados. En este video Aurelio Morales preparará un pisto básico y delicioso, el cual podréis ver e intentar hacer en casa paso a paso siguiendo sus consejos.